Cádiz, 1978. Ingeniera industrial en la rama de Electrónica. Ha volcado el arte gaditano que corre por sus venas en la disciplina del diseño 3D, donde ha dado a luz a personajes entrañables de la historia creativa, como Coralina, Miu o Lia. Pieza clave de la puesta en marcha de Omniumlab, donde aplica a la perfección su frase de que “trabajar en equipo no suma… multiplica”.